martes, 18 de julio de 2017

LA ENTREGA DEL ARSAT ES UN ELEFANTE QUE NO DEBE PASAR. PODEMOS PARARLO CONSTRUYENDO UNA GRAN OPINION CRITICA NACIONAL

Lo dice La Nacion
Entre otras precisiones técnicas, la carta de intención establece que se crearía una nueva sociedad, llamada provisoriamente Newco, cuyo objetivo específico será desarrollar y operar el Arsat 3, y que por lo menos el 51% del paquete accionario de esta nueva empresa corresponderá a Hughes, que podrá definir la contratación de los gerentes y la política de la empresa.
Según este documento, el Arsat 3 se fabricaría en Invap, con la misma estructura de las misiones previas (Arsat 1, puesto en órbita en 2014, y Arsat 2, en 2015) a un costo solventado por la compañía argentina de 230 millones de dólares. Hughes aportaría el segmento terreno, con una inversión de 50 millones de dólares.  aqui completo.ver
Dice Abel  (El Blog de Abel)
 El comunicado de la empresa nos toma por idiotas. Repite que “nuestras misiones satelitales no pueden seguir financiándose en un 100% con el impuestos de los argentinos”. Y en la carta de intención se compromete a poner los 230 millones de dólares que costará el satélite. Hughes compra con 50 millones, para la operación terrestre, el 51 % de la empresa.
En el discurso privatista, que preparan bien pagados consultores, la participación de los privados se justifica porque introducen “racionalidad empresaria”. En otros ámbitos, se dice que es porque permite que haya “retornos”. Pero los funcionarios de este gobierno ni siquiera han aprendido el discurso de sus mentores ideológicos.
completo aqui Ver

lunes, 17 de julio de 2017

VOLVIO EL CAMPEON...!


LA PRIVATIZACION DE ARSAT -- EL BLOG DE ABEL,


julio 17, 2017
arsat
Tal vez deba decir “La privatización de ARSAT que se intenta”. Tengo confianza en el patriotismo argentino -desgastado por mucha palabrería hueca, pero real-, y en la decisión de una mayoría de mis compatriotas para oponerse a un gobierno que demuestra tosudez e insensibilidad, pero no firmeza.
Del asunto no ha aparecido todavía una palabra en los medios internacionales, ni tampoco en la página de la compañía estadounidenseque ha negociado con las actuales autoridades de ARSAT. Pero La Política Online ya había advertido de lo que se planeaba en el gobierno de Macri. Y ahora El Destape hace accesible a todos los argentinos el texto -en inglés, naturalmente- de la carta de intención que este gobierno firmó: Cliquear aquí.
En resumen, Hughes y ARSAT se comprometen a crear una nueva empresa para construir y operar el satélite Arsat#3. Esta nueva empresa -de la que ARSAT será un socio minoritario- será controlada por Hughes y tendrá el uso de la posición orbital -geoestacionaria- que le corresponde a la Argentina.
Los detalles los da Darío Gannio, de El Destape:
El presidente Mauricio Macri aprobó la venta de ARSAT de manera ilegal a una empresa de Estados Unidos. Los próximos satélites producidos en Argentina serán manejados por una firma internacional que también se quedará con el espacio orbital que le correspondía al país.
En una carta de intención firmada el 29 de junio a la que accedió El Destapeel Gobierno autorizó a la compañía Hughes a que se quede con “al menos” el 51% del ARSAT 3 y también la autorizó a cambiarle el nombre. La venta es ilegal: va en contra de la ley 27.208 de Desarrollo de la Industria Satelital aprobada en 2015, que en su artículo 8 dicta que no se pueden ceder los derechos de este nuevo satélite y que, de hacerse cambios en el esquema que propuso el kirchnerismo, deben ser aprobados por el Congreso, según el artículo 10. Pero, sin licitación ni consulta, se le cedió la producción y explotación del nuevo ARSAT a esta compañía, que también se quedará con el espacio orbital que le correspondía al país y se podrá llevar al exterior los dividendos que se generen, que hasta ahora eran para financiar futuros satélites.
La fusión fue aprobada hace días en secreto por el director de ARSAT y yerno del ministro Oscar Aguad, Rodrigo De Loredo, y los representantes de Hughes, quienes acordaron que a partir de ahora se cree una nueva empresa.
Mientras que para la producción de los anteriores ARSAT se usó al menos un 30% de elaboración argentina, para el nuevo satélite se comprará tecnología a Estados Unidos, donde también se arbitrará en caso de litigio, como en el caso de los fondos buitre. La firma beneficiada por la compra de herramental, según dicta la carta de intención firmada hace dos semanas, es la norteamericana Thales Alenia Space“.
En mi opinión, esta es una de las batallas más importantes que podemos dar los argentinos hoy. Seguramente, sirve para definir con claridad los lados.

LOS MILLONES QUE MACRI LES REGALO A SU GIMENEZ Y MIRTHA LEGRAND

EL VOTO CHOLULO


Leíamos ayer en El Destape Web "Las dos divas que manifiestan semana a semana su público apoyo al macrismo fueron de las mayores beneficiarias de las medidas que tomó Mauricio Macri en un año y medio. Son Susana Giménez y Mirtha Legrand, ambas beneficiadas con los recursos del Estado que les fueron girados, los "regalos" que les hizo Mauricio Macri.

La Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP ) devolvió desde esta semana los montos pagados en concepto de anticipos por el impuesto a los bienes personales (correspondiente a 2016) a unos 76.000 contribuyentes que habían solicitado el beneficio de la exención de esa carga fiscal. El monto a devolver es en total de $ 263 millones. Además, no van a pagar más impuesto a la riqueza, como pagan todos los ricos del mundo. Bajaron el impuesto a la riqueza del 1,25 al 0,25.

En 2015 tributaron quienes tenían un patrimonio de al menos $305.000; ahora ese valor se elevó a $800.000. Así ganaron Mirtha y Susana. Legrand tiene una fortuna que asciende a 1.167 millones de pesos y deja de aportar 10.1 millones por año. Por su parte, Susana tiene una fortuna de $ 1543 millones. Y dejará de aportar 15,4 millones al año." (las negritas son nuestras)

Quizás muchos no lo recuerden, pero los cambios en el impuesto sobre los Bienes Personales fueron introducidos en la "ley ómnibus" que contenía además la "reparación histórica" a los jubilados, el desguace del fondo de ANSES, el blanqueo de capitales y la moratoria impositiva. En el mismo paquete entró la derogación del impuesto a las Ganancias para la distribución de dividendos de las empresas a sus accionistas, tumbando así la reforma introducida por Cristina en el 2014.

La Ley 27.260 fue votada en Diputados en la sesión del 15 de junio del año pasado, y obtuvo 162 votos a favor contra 76 en contra, en la votación en general. A los diputados del interbloque de "Cambiemos" se sumaron los del Frente Renovador de Massa y el bloque Justicialista de Diego Bossio, y en la votación general incluso los de Progresistas (socialismo y sus aliados).

Las reformas a Bienes Personales están incluidas en los artículos 67 a 72, y en la votación en particular de esos artículos hubo 138 votos a favor contra 83 en contra (para los artículos hasta el 69) y de 143 a 83 para los restantes.

Votaron a favor de los cambios (de los que se beneficiaron -entre otros- Mirtha y Susana) los diputados de "Cambiemos" (incluyendo a algunos "díscolos" como Ricardito Alfonsín), Diego Bossio, Graciela Camaño, Héctor Daer (el de la CGT), José Ignacio De Mendiguren, Marco Lavagna, Sergio Massa, Facundo Moyano (en éste caso se entiende, por el affaire con Susana), Oscar Romero (el de SMATA que ahora va en la lista de Randazzo), Felipe Solá y Mirta Tundis. Acá y acá pueden ver las actas respectivas. 

Un imprescindible recordatorio para la memoria en tiempos electorales, cuando oiremos a muchos de esos chantas prometer "una reforma tributaria progresiva para que los que más tienen, más pague". 

´´PARAR TANTO DOLOR Y SUFRIMIENTO...´´


La ex presidenta Cristina Kirchner compartió un video con uno de los testimonios que se escucharon el viernes pasado en la presentación de la campaña de Unidad Ciudadana. “Que el Gobierno escuche que así no se puede seguir. Que tenemos que 
cambiar el rumbo porque hay gente que está sufriendo”, escribió CFK.

"Estamos acá para apoyar, para dar esperanza, para dar fuerza, porque nos merecemos
 un país mejor", escribió en su cuenta de Twitter la ex presidenta Cristina Fernández
 de Kirchner al presentar un nuevo spot de Unidad Ciudadana de cara a las elecciones.
El video muestra el testimonio de un peón de taxi en el acto que se hizo el viernes
pasado en Mar del Plata y cierra con parte del discurso de CFK. "No hay mejor
 defensa en democracia que el ejercicio del voto ciudadano, el voto de cada uno
 de ustedes", dijo entonces la ex mandataria.

POPULISMO DE EMERGENCIA -- OPINION


Por Ignacio Fidanza
El Gobierno constató que la polarización se les empezó a ir de las manos y apura medidas para evitar un triunfo de Cristina.
Se soltaron las trenzas y sacaron del cajón un plan de emergencia: Inyectar

dinero como sea en los bolsillos, bombear la demanda para que aumente el

consumo y se genere sensación de mejora que permita ganar las elecciones. Cualquier similitud con el kirchnerismo no es casual.
Apretado por las encuestas el gobierno de

Mauricio Macri está haciendo casi todo lo que

criticaba. Pero como no son kirchneristas

lo mezclan con anuncios de ajuste, responsabilidad fiscal y suba de tarifas...

para después de las elecciones.
El mensaje es tan transparente que lastima los ojos. Ahora vamos a hacer

dos meses de populismo: 50 mil millones de pesos en préstamos blandos

 con plata de la Anses, descuentos del 50 por ciento en supermercados a clientes

del Bapro, obra pública a fondo y sigue la lista. Después de octubre volvemos a

gobernar en serio.
No es una administración bipolar. Es una fuerza en minoría tratando de sobrevivir.

Nada para criticar por ese lado. "Si perdemos las elecciones no se puede

hacer nada, la prioridad es la fortaleza política", explica un ministro de

los importantes.
El mensaje es tan transparente que lastima los ojos: Ahora vamos a hacer dos meses de populismo y después de octubre volvemos a gobernar en serio.
Al gobierno de Macri lo corren por izquierda por ajustador y por derecha por populista. El infierno previsible del gradualismo. Pero una vez embarcados, a semanas del desafío electoral, complicado bajarse. "Yo entiendo lo que me decís, pero ustedes con esa receta duraron quince días en el Gobierno", lo despachó de buena manera Nicolás Dujovne a su amigo Daniel Artana, economista de FIEL y obsesivo del equilibrio fiscal.
El Gobierno tiene un plan que puede no gustar pero es bastante pragmático,

lo que no significa que vaya a resultar. El modelo teórico es Israel: Una economía

que corrige y normaliza por "acumulación". Es un plan de ocho años piso y treinta de meta. En cuatro años está todo por la mitad y es la mitad mala.
Inflación, crecimiento, equilibrio fiscal, reconversión productiva, modernización

laboral, reforma impositiva. La agenda es desmesurada, pero se eligió ese camino

largo y según el Gobierno más sostenible que el shock que ensayó el menemismo.
El problema es como ganar elecciones en el tramo áspero, cuando te crecen los decepcionados hasta en los entornos más amigables. Y ahora sí estamos hablando.
El Sinaí de Macri
Para cruzar esas arenas ardientes, el gobierno trazó dos estrategias: 

Polarización con Cristina y agenda ética y de seguridad, de lucha contra las mafias

y los corruptos. Por eso Lilita, Ocaña y Gladys. Dos banderas que se suponía, se retroalimentaban en un círculo virtuoso al estilo Ciudad Gótica: Allá los malos, acá los buenos.
Ese modelo tenía riesgos altísimos y era la contracara ventajera de 

un plan más maduro: Acuerdo de gobernabilidad con el peronismo racional

-incluido Massa- y despliegue de una agenda de reformas que trascienda la

coyuntura electoral inmediata. El costo era que exigía compartir el poder, algo

que a Macri le gusta tan poco como a Cristina. Mejor polarizar y acumular en casa.
Hoy los diarios se enteraron que la agenda de corrupción no suma demasiados

votos, o mejor dicho no alcanza para atenuar las penurias económicas.

Buenos días, buenas noches. Y el otro efecto era tan previsible que casi aburre

comentarlo: Cristina en la polarización puede ganar y de hecho por ahora encabeza

las encuestas.
Entonces, el gobierno rompió el vidrio de emergencia y apuró un plan populista.

Lo que más allá de su efectividad -que no hay que descartar-, implica una enorme

derrota simbólica. ¿No era que habíamos pasado de una atrasada visión de economía

cerrada y bombeo de la demanda, a una abierta e integrada, basada en la inversión,

la ampliación de la oferta y la exportación de bienes con valor agregado? Puede ser,

pero después de las elecciones ¿Pero en dos años no hay elecciones de nuevo?

¿Cómo sería, nos modernizamos en los años pares y nos volvemos populistas en

los impares?
Si suena inconsistente es porque acaso lo sea. Pero esto es política, un mundo

donde la consistencia no es necesariamente un valor, ni mucho menos garantiza

el éxito. Macri está tratando de encontrarle su cuadratura al círculo y oscila entre la frustración por las reformas que no terminan de arrancan y las urgencias electorales, mientras le prende una vela al cambio por "acumulación".
Es un plan posibilista y poco creativo que pone como eje la supervivencia,

una tarea siempre difícil en la voluble Argentina.

lunes, 10 de julio de 2017

AUMENTA LA COMIDA... -- Ramble Tamble

Los mayores aumentos se encuentran en productos de consumo diario como aceite de girasol, papa, azúcar, sal fina y leche entera


A partir del informe elaborado por el IPC Congreso, integrado por bloques de la oposición, un análisis en profundidad examina la preocupante situación de los precios de alimentos de la canasta básica que, en los últimos 17 meses, registró un aumento del 55%.

Luego del último informe elaborado por el IPC Congreso en relación a la inflación de abril, un análisis en profundidad revela que en alimentos y bebidas la misma supera el 2%, acelerándose frente al mes pasado, lo cual no augura buenas noticias en cuanto a la Canasta Básica Alimentaria (que en marzo creció 3%, la mayor suba en 8 meses).

Con la reciente publicación de la inflación de abril, el IPC-GBA del INDEC base abril 2016 mostró la primera variación interanual de la serie: +27,5%. Este nivel de alza está en línea con el IPC Congreso (+27,3%).

Según la comparación contra igual mes del año pasado, alimentos y bebidas crece por encima tanto del nivel general (+1,6 punto) como de la inflación núcleo (+3,4 punto). En los últimos 17 meses, la inflación en alimentos se ubica en torno del 60%, dinámica que lógicamente impulsó la suba en la Canasta Básica Alimentaria que se habría evidenciado en el mismo período (+55%).

Esta situación genera preocupación debido a su impacto social, ya que muchos precios sensibles que componen la canasta básica vienen creciendo por encima del nivel general de precios de la economía. El informe detalla que los hogares más vulnerables destinan el 51% de su presupuesto a alimentos, frente a 24% en los hogares más ricos.

Cabe destacar que los mayores aumentos interanuales se encuentran en productos de consumo diario, tales como aceite de girasol (94%), papa (58%) y yogurt firme (58%), seguidos por azúcar (53%), queso cremoso (50%), sal fina (42%) y leche entera (39%).

LEBAC EL NEGOCIO... - Idea Nestornautas


La imagen de apertura corresponde a ésta nota de Alfredo Zaiat en la edición de ayer de Página 12, que recomendamos calurosamente leer junto con ésta otra, que habla de como el concienzudo desmantelamiento de todos los controles y regulaciones del mercado cambiario y financiero y del movimiento de capitales dispuesto por el gobierno de Macri y la gestión de Sturzenegger en el Banco Central, han dejado al país más vulnerable que nunca a las corridas cambiarias, shocks externos y todo tipo de movimientos especulativos.

Pero detengámonos en un momento en la cifra que recuadramos en la imagen de apertura: 251.000 millones de pesos es lo que lleva pagado el Banco Central desde que asumió Macri en concepto de intereses por las LEBACS que ha emitido, que superan largamente la base monetaria (el circulante más los depósitos) y sus propias reservas.

Es decir, 460 millones de pesos por día desde el 10 de diciembre del 2015, o lo que es lo mismo, en un día y cada día desde entonces, un 20 % más de lo que el gobierno de Macri "ahorró" dando de baja 83.000 pensiones para discapacitados desde enero de éste año.

Por si no se entendió la magnitud de éste colosal negociado montado por el gobierno para la timba financiera, la bicicleta y la fuga de capitales, acá van otras cifras comparativas, para tener una perspectiva sobre lo que esos 251.000 millones representan:

* Son 84 elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), como las que Macri quiere suprimir por ser muy caras.

* Son 156 Merivas de López con el baúl llenos de bolsos con 9 millones de dólares.

* Son 1255 veces la plata que el gobierno se "ahorró" el año pasado al haber cortado el ingreso de investigadores al Conicet.

* Alcanzarían para pagarle una pensión por discapacidad de $ 4776 por mes, todos los meses, a un millón de personas, durante casi cuatro años y medio.

* Equivalen a 201.44.612 asignaciones universales por hijo (AUH), o lo que es lo mismo, para pagárselas a 16.787. 052 beneficiarios durante un año; o a los actuales titulares de la AUH durante cuatro años, al valor actual. 

* Son lo mismo que pagar 23.240.741 de becas del programa Progresar, durante un año. 

*Son unos 132 "Fútbol Para Todos", al nivel de gasto del año pasado, el último del programa.

* Representan lo mismo que 41.188.054 jubilaciones mínimas; o lo que es lo mismo permitiría pagarles la jubilación mínima (incluyendo los dos aguinaldos) a 3.168.312 personas, durante un año.

Y para concluir, pensemos cuanto menos podrían haber aumentado las tarifas de luz y de gas si esos 251.000 millones de pesos se hubieran destinado a seguir subsidiándolas.

¿Estás mas o menos claras las prioridades del gobierno?

DESDE DONDE PENSAR EL PROYECTO NACIONAL

Cuando Perón decidió que su liderazgo no era suficiente -- blog de Abel

julio 9, 2017
peron
Un título poco feliz. Pero no encontré uno que exprese mejor la reflexión a que llegué. Tal vez “… que Laclau no era suficiente“… Pero no estoy seguro que el Viejo haya leído alguna vez al filósofo posmarxista. Y, en todo caso, sería una alusión demasiado intelectual para un problema político muy concreto.
Les cuento: asistí en estas semanas a unas reuniones donde veteranos peronistas, con diferentes experiencias, conversamos con militantes jóvenes. También de distintas vertientes; una procedencia común serían, en general, las nuevas universidades del conurbano. La idea es ver si hacemos un aporte a la actualización del pensamiento peronista. O, al menos, definir qué significa actualización.
Se comienza, naturalmente, por los textos de Perón. En este caso, por uno de los más mencionados y menos leídos de todos: El Modelo Argentino para el Proyecto Nacional (pueden acceder cliqueando aquí, pero les advierto que es largo. Pueden conseguirlo en Mercado Libre). No voy a mencionar las conclusiones, porque todavía no se alcanzaron. Pienso que lo más rico es la interacción, de todos modos.
Quiero contarles de esa reflexión a que yo llegué. Empiezo confesando que no lo había vuelto a leer en más de dos décadas. Recordaba el pensamiento y el estilo de siempre de Perón, esforzándose en hacer un resumen y un proyecto de futuro, en su último año de vida. Advirtiendo de los peligros que veía con claridad. En parte, por eso decidí este 1° de julio subir al blog el audio del discurso con que lo presentó al Congreso Nacional, dos meses antes de morir.
Pero también tenía presente que esa propuesta que hacía el Viejo estaba dirigida a una Argentina y unas realidades sociales que ya no existían. Las fuerzas armadas, la iglesia, el empresariado nacional, los mismos partidos políticos… todos los interlocutores que Perón se planteaba eran muy distintos, en sí mismos y en el papel que cumplían. Además, si bien el pensamiento que unificaba el texto era inconfundiblemente de Perón, el trabajo de recopilación de los que colaboraron -notorio entre ellos, el recientemente fallecido Jorge Bolívar- era del coronel Vicente Damasco, secretario de la Presidencia. Un trabajo esforzado y honesto, pero demasiado atado a las ideas y expectativas de ese momento.
Cuando lo repasé, y en la discusión, empecé a pensar que ahí había algo más que una propuesta a la Argentina de ese tiempo. Se me ocurre pensar que está la confirmación de un pensamiento y un rechazo esenciales del peronismo, y la búsqueda de una respuesta no ensayada a sus propios límites. Que todavía nos desafía.
El peronismo surge en Argentina y empieza a definirse en 1945. Con raíces en nuestra historia, y también en la coyuntura mundial. Después del “Crepúsculo de los dioses”, wagneriano y suicida de los fascismos, iluminado por el resplandor de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, nace un orden mundial definido por las dos Grandes Potencias triunfantes, los EE.UU. y la URSS. Y cada una propone un modelo, un sistema de poder distintos, antagónicos y que pretenden validez universal.
Los Estados Unidos planteaban su versión del liberalismo occidental, la república representativa que diseñaron Hamilton y Jefferson. La Unión Soviética, la suya del marxismo, el partido de cuadros que interpreta la Historia y concentra el poder, imaginado por Lenin.
Los argentinos -como otros pueblos- no se sentían cómodos con ninguno de los dos esquemas. En nuestro caso, a pesar que cada sistema tenía la adhesión de minorías importantes, la mayoría de nuestro pueblo los sentía ajenos. En algunos círculos de la inteligentsia local, pesaba la influencia de un pensamiento católico tradicionalista, antiliberal. Pero para los argentinos de a pie, criollos e hijos de inmigrantes, lo que contaba era la experiencia concreta con las minorías ilustradas que tenían el poder, económico, social y por la mayor parte del tiempo, el político. Como había dicho alguien de esa minoría, Sarmiento, que no le tenia miedo a la franqueza: “Cuando decimos pueblo entendemos los notables, activos, inteligentes, clase gobernante de 1810 a 1831 y de 1851 hasta ahora“. Y por lo menos el sanjuanino, como Mitre, Roca, sí eran inteligentes y activos. Los herederos de ellos fueron vagos además de soberbios.
El rechazo a lo que se siente como una insuficiencia, a menudo una hipocresía, en los mecanismos de la democracia representativa, no es exclusivo de los argentinos, por supuesto. Una y otra vez se hace presente en todos los países, y tiene una larga tradición en los mismos EE.UU. (con una fuerte tradición populista y anti elitista) y en Europa. En cuanto a los partidos leninistas, su tendencia a desviarse por caminos inhumanos, el mundo la ha visto demasiadas veces en los últimos 100 años.
El aporte distintivo del pensamiento político de Perón, sostenido con invariable coherencia a través de 30 años, es el protagonismo del puebloorganizado. En eso se diferencia con nitidez de otras experiencias llamadas populistas, de entonces y de ahora. No un vago “empoderamiento” de los individuos, no la alusión a “las masas”, sino la valoración de lo que llamaba “las organizaciones libres del pueblo”. Lo que nos viene a la mente, por la experiencia de estos 70 años de peronismo, son naturalmente los sindicatos de trabajadores. Pero es un grave error limitarlo a ellos. Los empresarios, los profesionales, los intelectuales. Todos los sectores fueron llamados a organizarse.
Y el individuo, la persona, debía realizarse libremente en esos grupos humanos. Los mismos clubes de barrio eran una expresión de la comunidad.
Se ha escrito bastante sobre esta filosofía social de Perón. Y hace falta, en la anomia impersonal de estos tiempos, que se rescate mucho más. No lo voy a hacer en este posteo, por cierto, pero hay un punto que quiero señalar.
Esta filosofía no es estatista. Concibe al Estado como un servidor del pueblo. Pero la solución que dio al viejo, eterno problema del poder era el poder personal. Su poder personal. Consciente que esa no era un solución permanente, hablaba de una etapa gregaria de la revolución peronista.
Atención: conociendo en la teoría y en la práctica las debilidades de la democracia que el leninismo llamaba “burguesa”, tuvo la prudencia y la sabiduría de mantener sus mecanismos. Con errores y abusos, la Argentina peronista mantuvo las instituciones democráticas, a las que procuró darles un contenido social -ver la Reforma del ´49, las constituciones de Chaco y de La Pampa- sin distorsionarlas.
Salto a 1974 (esto se ha hecho muy largo): Perón, luego de haber ganado en elecciones libres, supervisadas por sus enemigos, con el 62 % de los votos, percibe con claridad que no es suficiente. La sociedad argentina está dividida, y organizaciones guerrilleras desafían su autoridad. En la América del Sur se desarrolla una ofensiva para someterla a la lógica feroz de la Guerra Fría. En Brasil y Chile gobiernan dictaduras militares pro estadounidenses. Rucci, su alfil en el todavía poderoso movimiento obrero, ha sido asesinado. Y -supongo- se da cuenta que pronto va a morir.
El viejo general, que seguramente le habría dicho, guiñándole un ojo, a Laclau si conversaba con él, “Pero si al populismo lo inventé yo!” sabe que el liderazgo personal es necesario, es imprescindible, para que exista un pueblo en marcha hacia un objetivo. Pero que no alcanza. Son necesarias las instituciones.
Las instituciones, entonces, los hombres que las conducían, no fueron iguales a la tarea. Y, además, la Historia, se desvió en dirección opuesta a la prevista. No vino “la hora de los pueblos”, sino la “Revolución Conservadora” de Thatcher y Reagan, la hegemonía del neoliberalismo. Ahora, estamos entrando a otra etapa histórica, imprevisible. Pero la propuesta que hizo Perón al final de su vida sigue siendo válida.
De las conversaciones que comenté al principio, hay una observación que rescato porque me parece una indicación poderosa: Algunos de los jóvenes que participan, organizaron en su facultad un seminario sobre pensamiento nacional. De los libros de Perón que se leyeron ahí, los alumnos -no militantes políticos- encontraron más interesante “El Modelo Argentino…”. No tanto por lo que decía. Sino porque era un dirigente que planificaba, que quería moldear el futuro.